Los 5 grandes mitos sobre la energía solar

Cambiarse a energía solar es una excelente forma de generar un impacto positivo en el medio ambiente, de ahorrar dinero y de dejar de verse afectado por las tarifas de CFE que constantemente van a la alza.

México es un paraíso solar ideal para implementar este tipo de energía limpia y renovable, no sólo porque la tarifa residencial DAC es una de las más caras a nivel mundial, sino porque somos el tercer país con más irradiación solar en el mundo. En definitiva esta tecnología viene para quedarse y su adopción generará grandes beneficios económicos y ambientales para el país.

1_Agl9RGDo7JqB3Hzy3zsA0w.jpeg

A pesar de que la capacidad instalada en México ha tenido un crecimiento importante aún hay muchas dudas y mitos sobre esta tecnología. Por otra parte, muchas personas no están tan familiarizadas con ella, así que tener información verídica puede ayudarles mucho a orientarse a la hora de buscar dar el siguiente paso e implementar esta tecnología en casa. Es importante identificar estos mitos y desmentirlos para poder comprender cómo funciona la energía solar y descubrir que es una gran opción.

A continuación se presentan los 5 mitos más comunes sobre energía solar y la realidad detrás de ellos:

Mito 1: La energía solar es un tipo de tecnología nueva y no probada.¡Falso! Esta tecnología se remonta a 1835, cuando Charles Fritts construyó la primera celda solar en Nueva York. En 1954 se inició el camino hacia la tecnología solar moderna gracias a investigadores de los Laboratorios Bell, quienes descubrieron cómo utilizar el efecto fotoeléctrico que tiene el silicio. A partir de este momento la energía solar se ha ido implementando en diversos lugares, desde estaciones espaciales, pasando por empresas y hasta a los hogares de millones de personas.

Mito 2: La energía solar funciona únicamente en días soleados. ¡Falso! Aún en días nublados o en temporadas de menos horas de luz, como invierno, los paneles funcionan perfectamente. Así como los humanos no requerimos del 100% de luz solar para poder ver, los paneles tampoco la requieren para producir energía. Si llueve o relampaguea el sistema sigue produciendo energía, tal vez no a los mismos niveles que en un día de verano, pero siempre estará produciendo energía. Lo que es importante es que una garantía de producción respalde el sistema y que los inversores que se utilicen sean de la más alta calidad para que los paneles aprovechen hasta el más efímero rayo de sol.

Mito 3: Todos los paneles solares son de la misma calidad. ¡Falso! Es muy importante que los consumidores tengan en mente que las diferencias en cuanto a calidad y manufactura pueden impactar en la cantidad de energía producida y la durabilidad del sistema. Hay que estar alerta ante los paneles que se producen en fábricas mal reguladas donde el control de calidad, así como las prácticas laborales y ambientales son dudosas. La mejor decisión será buscar paneles solares de fabricantes con buena reputación y que puedan asegurar no solo la producción más elevada, sino una garantía de 25 años. Hoy en día hay muchas marcas, pero las mejores son las que tienen calidad Tier 1, como Jinko, GCL o Solar Canadian.

Mito 4: Hay que desembolsar $250,000 pesos o más para aprovechar la energía solar en tu casa. Esto no es del todo falso, ya que si se hace la compra de contado la inversión sí puede llegar a ser de este monto o incluso mayor. No obstante, hoy en día, hay compañías que ofrecen opciones libres de inversión para aquellos domicilios que cumplan con ciertos requisitos. En su mayoría, estas compañías instalan paneles calidad Tier 1 en los hogares, sin cobrar por el equipo o la instalación. Estas empresas, adicionalmente, se encargan del mantenimiento y otros servicios sin un cobro adicional. Al final el usuario solo paga el costo de la energía que consume pero generada a través del sol, esto significa que estará pagando siempre como mínimo un 20% menos de lo que paga hoy por su electricidad generada con hidrocarburos.

Mito 5: Nadie en México usa la energía solar. ¡Adivinaste! ¡Falso! Para el 2024 México se ha comprometido a obtener el 35% de su electricidad por medio de energías renovables y poco a poco vamos acercándonos a esta meta. El cambio a energía solar es un movimiento social, por eso lo llamamos la #RevoluciónSolar. El costo de la electricidad convencional en México es actualmente muy caro — aproximadamente el doble lo que se paga en Estados Unidos, por ejemplo — y mientras más y más personas se cambien a energía solar el precio de la energía convencional seguirá subiendo. Hoy hay alrededor de 160 mil viviendas en México que ya están aprovechando el poder del sol. Pero aún hay más de 400 mil casas que se encuentran en la Tarifa DAC, o Doméstica de Alto Consumo (una de las más caras a nivel mundial). Si ves ´Tarifa DAC´ en tu recibo de luz esto significa que tu tarifa no está subsidiada por el gobierno; es decir, es la tarifa más cara y eres un candidato ideal para instalar un sistema de paneles solares.

En resumen, la energía solar es una tecnología madura y confiable que sí funciona en días nublados; hoy en día no tienes que desembolsar $250,000 pesos o más por paneles solares de la más alta calidad y ya hay 160 mil viviendas mexicanas aprovechando la energía del sol para ahorrar en sus recibos de luz y proteger a nuestro planeta. ¡Únete a la #RevoluciónSolar!

En Bright, estamos muy orgullosos de ser parte del cambio y propagar el uso de energía limpia. Con nuestra #RevoluciónSolar las familias Bright han instalado ya la capacidad solar que generará el impacto ambiental equivalente a plantar más de 800 mil árboles y retirar 7 mil coches de circulación. Actualmente estamos instalando paneles solares, sin inversión, para familias en la Ciudad de México, Querétaro, Guadalajara, y Monterrey. Si estás viviendo en unas de estas zonas, y estás en la Tarifa DAC (pagando $2,600 o mas en tu recibo de luz), deberíamos platicar. Mándanos tus datos en www.thinkbright.mx; nos encantará mostrarte cómo puedes ser parte del cambio y empezar ahorrar desde el primer momento.

Elegir energía limpia ahora es fácil.

Fanny WenzelComment