Abrir tu mente al mundo de los datos y dar un giro a tu carrera

Hace poco más de un año comenzó en Bright lo que yo denominaría un coding fever. En el proceso de modernizar nuestra base de datos y dejar de utilizar archivos de Excel o Google Sheets, el equipo de Software, junto con otros, introdujo a nuestra startup las maravillas de Periscope y SQL.

Desde entonces formaba parte de Customer Enjoyment, equipo que contaba con 4 personas para atender a 1,000 clientes y me llamó la atención lo que estaban logrando algunos equipos al programar en Periscope:

  • Análisis que anteriormente tomaban media hora o más ahora tomaban 1 minuto

  • Información vital que estaba guardada en varios documentos distintos ahora se podía consultar en un mismo lugar y se actualizaba en tiempo real

  • Herramientas personalizadas facilitaban los procesos del equipo y evitaban que se perdiera información

  • Datos de distintas plataformas consolidados en una sola tabla

  • Lo que más me llamó la atención: Empezaron a haber respuestas inmediatas entre equipos y las decisiones se tomaban con precisión y rapidez.

here.gif

Personalmente, vi esta pequeña revolución en nuestra startup como una oportunidad para involucrarme y aprender a programar. A continuación, presento algunos puntos que resaltaría en mi proceso de aprendizaje:

code.gif

1. No programar por programar: se requiere un propósito

Si bien programar es una actividad que nos permite practicar el pensamiento estructurado y fortalece nuestras capacidades de razonamiento, no es un fin en sí mismo. Es decir, entrar a cursos de programación sin tener claro el porqué no es recomendable. La programación es una herramienta para facilitar nuestro trabajo y un vehículo para llegar a un destino. Detrás de ella debe haber un proyecto real o un resultado que queramos lograr, lo cual lleva a mi siguiente punto...

gliph.gif

2. Dime qué quieres decir y te diré qué lenguaje aprender

Antes de lanzarme al ruedo, investigué un poco por mi parte y también me asesoré con los miembros de Software para entender qué uso quería darle a la programación y si pertenecer al equipo de D&BA (Data and Business Analysis) se alineaba con estas metas. Afortunadamente, acerté. Para análisis de datos, nosotros utilizamos SQL y próximamente utilizaremos Python. En suma, estoy aprendiendo los lenguajes que debo aprender. En pocas palabras: ¡no aprendas alemán para vivir en Taiwán!

graphs.gif

3. Análisis de datos: el complemento perfecto para tu carrera

No importa si estudiaste historia del arte o ingeniería en mecatrónica, o si participas en la IP o el sector público; aprender a capturar, consultar, relacionar y manejar datos es completamente útil, por no decir indispensable. El análisis de datos no solamente nos ayuda a “colorear” a través de números y valores lo que sucede con nuestras cuentas o clientes, sino que nos permite ser selectivos en un mundo donde la información llueve a raudales y fundamentamos así la toma de decisiones. Esos valores y números cambiarán dependiendo de la industria en que se esté participando, pero el resultado es el mismo para todas: se le deja menos espacio a las suposiciones y las corazonadas.

computer.gif

4. Practicar, practicar, practicar

Tanto para programar como para analizar datos, es inherente a la práctica el convertirse en un mejor preguntador (sí, la palabra “preguntador” sí existe) y un mejor observador. Desarrollar una mente más analítica cuando las economías a su vez se vuelven cada vez más analíticas y dependientes de los datos tiene un valor agregado inmenso. Vale la pena aplicar la programación y el análisis de datos también en proyectos personales (inversiones, finanzas personales, etc.) para practicarlo por todos lados y a todas horas. El cielo es el límite.

¡Suerte!

Oscar Gonsenheim, Customer Enjoyment Analyst + D&BA Analyst en Bright

¡Estamos contratando!






Michelle EpelsteinComment