Cómo conseguir una entrevista en la empresa que quieras con un CV llamativo

¿Alguna vez has escuchado la frase, "no juzgues un libro por su portada"?

Olvídala.

Bueno, al menos de tu CV se trate. En este artículo te voy a platicar sobre cómo mejorar tu CV y conseguir una entrevista en la empresa de tus sueños.

pratt.gif

La primer cosa que cualquier persona considera cuando está viendo un montón de CVs es su apariencia. Aunque no es 100% justo, es un hecho que cuando alguien tiene muchos CVs para revisar, van a destacar aquellos más ordenados y con mejor estilo, por lo cuál cuentas con un par de segundos para llamar la atención de la persona en cuestión.

Consejo A.

La longitud correcta de un CV es un tema muy debatido pero creo firmemente que, a menos que seas un Ejecutivo Senior, tu CV debería caber en una página. Esto no solo te obliga a ser eficiente con tu uso de palabras y espacio, también hace el trabajo del reclutador mucho más fácil, ni siquiera tendrá que bajar su mouse.

Cuando estés pensando en la apariencia de tu CV, siempre pregúntate:

  • ¿Soy consistente?

    • ¿Están todas las fechas en exactamente el mismo formato?

    • ¿Todos mis guiones tienen un espacio enfrente y atrás, o están sin espacio enfrente y atrás? (No importa el estilo, sino que seas consistente)

    • ¿Todas mis viñetas son el mismo tipo y tamaño? ¿Están alineadas perfectamente?

  • ¿Para una persona que no te conozca, será fácil saber de reojo qué sección es sobre escuela, trabajo, internships o aficiones? Hay que tener títulos claros para cada parte de tu CV.

  • ¿Tus secciones tienen una jerarquía clara? El tamaño y la audacia de los títulos atraerán la atención de los reclutadores sobre lo que quieres que vean, así que elige cuidadosamente.

style.gif

Consejo B.

Como regla general, tu CV debe de ser lo más sencillo y digerible posible. Imagínate que solo van a leer la primera frase de cada descripción, haz que cuente. Escoge tu primer palabra con cuidado y siempre busca un sinónimo que impresione. Por cada punto, incluye un proyecto específico, e idealmente, un dato que muestre el impacto que tuvo tu proyecto.

Por ejemplo…

  • "Trabajé como analista de crecimiento con Embajadores" suena menos interesante que "Coordiné iniciativas de Embajadores Bright para crecer el impacto del grupo 30% en un año"

  • "Completé un proyecto para identificar clientes potenciales" suena menos interesante que "Diseñé e implementé un proyecto para identificar clientes potenciales y contribuyó directamente al éxito del mercado en CDMX"

Idealmente, intenta cuantificar una mejora directamente relacionada a algo que hiciste. Pero si no puedes hacer esto porque no tienes la experiencia, no te preocupes. Simplemente puedes poner algunas cifras interesantes. Por ejemplo, podrías mencionar el número de personas con quien trabajaste, la cantidad de proyectos que tuviste, o el porcentaje de fechas límites que cumpliste a tiempo:

  • Procesó facturas para más de 70 empresas; cumplió 100% de fechas límites

  • Diseñó 10 proyectos discretos con más de 15 socios colaborativos

  • Excedió cinco meses seguidos de metas de ventas (por un crecimiento de 15% total)

También puedes incorporar cifras en tu sección de “otros”:

  • Habilidades de liderazgo y comunicación, con experiencia viajando a 27 países en 4 continentes

Quizás te dé un poco de pena presumir, pero es muy importante hacerlo un poco para capturar la atención inmediata del reclutador y que te llamen para una entrevista presencial. Cuando vayas a la entrevista, les puedes mostrar tu personalidad cool y relacionarte con ellos a un nivel humano.

yasqueen.gif

 ¡Buena suerte en tu próximo trabajo y aventuras, donde quiera que estés!

Sonya Zhong, Gerente de Crecimiento en Bright

¡Estamos contratando!



 

Carlos CamarenaComment