Cómo frenar el cambio climático haciendo un cambio en nuestro discurso

Todos sabemos que el cambio climático es real y tenemos que hacer algo al respecto (bueno está bien, tú no Trump...obvio Trump lee nuestros blogs). El problema con la manera en la que se maneja el cambio climático es que genera miedo y culpa.

 Según yo Bernie también lee nuestros artículos y por eso lo puse ... ¡Hola Bernie!

Según yo Bernie también lee nuestros artículos y por eso lo puse ... ¡Hola Bernie!

Piensa en tu perro. ¿Cómo se pone cuando hay truenos o cuando encuentras una hermosa popo en tu tapete justo después de haberlo sacado? Se esconde, pone cara de que no hizo nada y en general intenta evitarte. Somos mucho más parecidos a los perros de lo que pensamos. Cuando nos enfrentamos al miedo y la culpa, la reacción natural es escondernos y evitar la realidad.

Según Anthony Leiserowitz, director del programa de comunicación del cambio climático de Yale:

“Es casi imposible diseñar un problema tan complejo para nuestra psicología y la manera en la que nuestras instituciones funcionan.”

 

De acuerdo a Leiserowitz, estas condiciones hacen que los humanos veamos el cambio climático como un problema lejano en tiempo y en espacio. ¿Cuándo? Pues pensamos que no nos veremos afectados hasta dentro de varias generaciones. ¿Dónde? Creemos que solamente lugares como la Antártica se verán en verdadero peligro.  

stop it.gif


La naturaleza humana a veces puede jugar en nuestra contra, pero si nos conocemos lo suficiente, también puede jugar a nuestro favor. Los seres humanos somos sociales por naturaleza. Piénsalo. A la mayoría de nosotros nos gusta hacer las cosas juntos. Y nos gusta competir. Probar que somos los mejores. Que el mundo reconozca nuestro esfuerzo y sentirnos importantes.

Estas fueron las bases para Engage. Un programa desarrollado por UCLA para bajar consumos eléctricos con base en la competencia y el sentido de comunidad. El cambio climático (de menos en nuestra mente)  es un problema lejano en tiempo y espacio.

¿Recuerdas?

Este programa fue exitoso porque pudo volverlo algo más cercano a las personas y cada persona es diferente. ¿A qué me refiero con esto? Simple. Cada quien tiene diferentes motivadores. En casas donde hay niños, mails sobre el impacto en la salud que tiene el cambio climático, provocaron una reducción de consumos de casi el 20%. En casas de estudiantes, mails sobre el dinero que se podían ahorrar si reducían su consumo eléctrico bajaron los consumos en un 8%.

Y así es para muchas causas. Los humanos no respondemos bien a la confrontación. A veces es difícil pero antes que nada debemos ser empáticos y entender porqué la gente piensa de la manera en que lo hace.


Podemos frenar el cambio climático. Celebremos nuestro progreso y utilicemos nuestro sentido competitivo para mejorar. Seamos conscientes. No nos escondamos del problema, enfrentemoslo. Resolvámoslo.

change.gif

¡Suerte!

Carlos Camarena, Growth Analyst en Bright

¡Estamos contratando!

Carlos CamarenaComment