5 Tips para manejar tus finanzas personales sin morir en el intento

El momento en que recibes tu primer pago es inolvidable, es el primer sentimiento de independencia real que tienes ya que ese dinero es fruto de tu trabajo, esfuerzo y tiempo, cuando antes probablemente solo estirabas la mano para recibir dinero de tus papás. El problema llega a los 5 minutos. Cuando todavía no sales del trabajo y ya estás pensando en que te vas a gastar el dinero que aún no recibes. Tal vez es una chamarra nueva, ir a un nuevo antro que no habías podido visitar, un regalo para tus papás o cualquier otra cosa que se te pueda ocurrir. Y así es cómo el esfuerzo de toda una semana se te escapa en una hora.
Pasan los años y eso no cambia, ahora la sensación de realización ya se fue, ya es rutinario recibir un sueldo quincena a quincena pero el dinero sigue sin alcanzar para cubrir todas tus necesidades, comenzando con la renta, la luz, el agua y la comida hasta llegar a lujos como unas bocinas nuevas o hasta un iPad.

En éste artículo te damos 5 tips para que tu dinero rinda mejor, nuestros consejos no van a ser que no te compres esa chamarra o blusa que tanto has querido, si no que tienen el objetivo de que tu sueldo te rinda lo suficiente para hacer lo que realmente disfrutas hacer y comprar lo que te hace feliz.

Aquí están mis 5 consejos para manejar mejor tus finanzas personales:

 

1. Ahorrar 

Está claro que es mucho más fácil ver por lo que nos hace felices hoy, en lugar de ver por nuestro bienestar a largo plazo, pero no hay que perder nunca de vista la importancia de ahorrar una parte de tu sueldo. El objetivo de ahorrar puede ser cualquiera, y es muy importante no perder de vista ese objetivo en el proceso para evitar tener deslices en el camino. Un ejemplo muy claro está en ahorrar para pagar un viaje, la salida más fácil sería comprar todo a plazos y endeudarte de aquí a un año (para éste entonces ya estarás pagando otro viaje) pero con esa forma de vida seguramente vivirás pagando tus tarjetas de crédito por el resto de tu vida, además de que puede evitar que disfrutes al máximo de tu viaje por tener tu cabeza en otros asuntos, como el día que corta la tarjeta de crédito. Por eso es mucho más recomendable empezar a ahorrar desde antes para poder viajar sin esas preocupaciones. Hay muchos otros ejemplos como planes para el retiro o ahorrar para comprarte una casa o departamento, como dije el objetivo puede ser cualquiera solamente no hay que perderlo de vista. Lo ideal sería ahorrar, al menos, 20% de tu sueldo siendo constante mes con mes.

save.gif

 

2. Invierte

 El valor del dinero cambia con el tiempo, puedes preguntarle a tus papás y te van a decir que con 20 pesos se compraban una comida, hoy con 20 pesos a duras  penas te alcanza para una bolsa de papas. Esto se da, entre otras cosas, por un factor económico llamado inflación que hace que el dinero pierda su valor con el tiempo.
Cuando alguien tiene su dinero “abajo del colchón” o parado en su cuenta de banco, ese dinero va perdiendo poco a poco su valor. Para combatir ese factor hay que invertir el dinero (invertir puede sonar como algo complicado), pero en realidad es simple y a esto se refiere la frase “Haz que tu dinero trabaje para ti”. Hay diferentes tipos de inversiones de alto, mediano o poco riesgo, al nosotros no ser especialistas en la bolsa de valores lo recomendable es contratar un asesor (ya sea con tu banco o un “broker”), mi sugerencia sería comenzar con inversiones de riesgo bajo, ya que si bien tienen un rendimiento menor, es poco probable que tu dinero no te siga generando.

invierte.gif

 

3. Crea un presupuesto

 Ahorrar e invertir suena muy bien pero es imposible de realizar sin una buena planeación, por eso es muy recomendable crear un presupuesto de tus gastos mensuales para así poder ser disciplinado y consistente al momento de ahorrar tu dinero, no tienes que seguir al pie de la letra éste presupuesto pero así te das una idea importante de en qué vas a estar gastando tu dinero. Google Sheets tiene una plantilla muy buena para esto donde únicamente ingresas cantidades y las categorías a utilizar.  Al hacer tu presupuesto lo más importante que debes hacer es priorizar, para no dejar de hacer lo que te apasiona y lo que más disfrutas, por gastar tu dinero en otras cosas.

budget.gif

 

4. Rastrear tus gastos

De poco sirve el esfuerzo de haber creado un presupuesto si no se respeta dentro de lo posible, y es muy fácil olvidar en que haz tarjeteado a lo largo del mes. Para eso una buena práctica es rastrear tus gastos a lo largo del mes, de ésta forma te puedes dar cuenta en qué estás gastando de más y en que no has gastado lo suficiente. Yo utilizo una aplicación que se llama “Expenses”, dónde tienes la facilidad de desglosar tus gastos dependiendo de tus diferentes tarjetas de crédito (lo que hace más fácil revisar tus compras al momento de pagar tu tarjeta) y pagos en efectivo.

gastos.gif

 

5. Buen uso de la tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es muy valiosa, porque con ella puedes hacer la compra hoy y no tener que desembolsar dinero “real” hasta un mes después, pero es muy común que los bancos ofrezcan líneas de crédito de hasta 5 veces tu sueldo por lo que un mal uso de la tarjeta de crédito te puede traer muchos problemas. Yo recomiendo pagar todas tus compras del mes al final (a esto se le llama “ser totaleros”) y no solamente hacer los pagos mínimos para no generar intereses, esa es mi recomendación pero lo verdaderamente fundamental es nunca pagar intereses para gastar tu dinero en algo que realmente te de valor a ti y no al banco.

credit card.gif

Cualquier persona puede llevar unas buenas finanzas personales, solamente se necesita de organización y compromiso para no derrochar el dinero en cosas innecesarias.

¡Suerte!

Jorge Nasta, Corporate Ops Manager en Bright.

¡Estamos contratando!
 

Carlos CamarenaComment