5 consejos que necesitas para aprender a manejar un equipo

Dirigir a un equipo de personas suena fácil, pero créeme que es algo con lo que todos batallamos sin importar cuánta experiencia tengas. Tienes que aprender a motivarlos, darles estructura y las herramientas necesarias para que, no solo cumplan sus objetivos si no que también sobresalgan y se conviertan en jugadores clave para tu equipo y la empresa.

A continuación te doy 5 consejos para dirigir a un equipo sin perder la cabeza:

1. Radical Candor, o cómo decir la neta por más dura que sea sabiendo que te importa que esa persona sea exitosa. Lo mejor que puedes hacer por tu equipo es guiarlos hacia el éxito, y para hacer eso hay que ser honestos. Promueve una cultura de retroalimentación constante y constructiva donde todos (manager incluído) tengan un canal abierto de comunicación y se sientan en confianza para dar y recibir feedback.

Captura de pantalla 2018-07-19 a la(s) 14.01.38.png

 

2. ¡Haz preguntas y escucha! La clave para saber cómo impulsar a tu equipo es conocerlo, y la única manera para hacerlo es preguntando y escuchando. Te recomiendo tener reuniones 1:1 de manera regular en dónde tú casi no hables y de preferencia salgan de la oficina (a caminar o por un café), de esta manera ambos se sentirán más en confianza.

Es importante que tengan una agenda para que puedan tocar todos los temas importantes, pídele al miembro de tu equipo con el que te vas a reunir que llegue con una lista de temas de los que quiere platicar. Si no están muy seguros de qué es lo que quieren hablar, empieza con preguntas abiertas como:

  • ¿Cómo te sientes?

  • ¿Estás contento/a?

  • ¿Qué es lo que más te emociona?

  • ¿Qué es lo que más te preocupa?

 

3. Conoce a tu equipo, la mejor manera de explotar el talento de una persona es identificar su personalidad y potencializarla. Lo primero que tienes que hacer es identificar qué es lo que motiva a cada miembro de tu equipo (dinero, impacto social, puesto, conocimiento, etc.) y asegúrate de que todos los días logren ver reflejado ese “driver” en su trabajo. Prueba diferentes maneras de trabajar con los diferentes miembros de tu equipo, al final todos somos diferentes y la misma fórmula no funciona para todos...es un proceso de prueba y error!

team2.gif

 

4. Responsabilidad o “accountability”, es la clave para poder generar una cultura de trabajo basado en resultados y no en la famosísima “hora nalga”. Para que todos los miembros de tu equipo sean dueños de sus procesos y resultados, tienes que confiar en ellos y darles espacio a desarrollar sus propias ideas dentro de una estructura que les permita ver los frutos de su trabajo pero que también vean las consecuencias que existen si no hacen su parte. La mejor manera de desarrollar esta estructura es hacerlo con métricas medibles que permitan evaluar de manera objetiva y puntual el desempeño del equipo y sus integrantes.

resp.gif

 

5. Empieza por dar el ejemplo, llega a tiempo a tus juntas, cumple con las fechas límite para entregar cosas, toma responsabilidad de tus resultados… si tú misma no haces lo que esperas de tu equipo, será muy difícil que los demás lo cumplan!

Si estás manejando un equipo por primera vez (o por milésima, siempre se aprende algo nuevo), te darás cuenta de que conforme va creciendo tu equipo y responsabilidades se va volviendo más difícil encontrar tiempo para planear o hacer tareas que antes hacías con facilidad. Es importante que te conozcas lo suficiente para saber cual es la forma de trabajar que mejor se adapta a tu personalidad (por ejemplo, yo necesito tener las mañanas sin juntas para hacer tasks para los que necesito estar concentrada y en las tardes agendo mis 1:1s y otras reuniones). Este artículo habla más a detalle de cómo adaptar tu horario para encontrar un balance entre juntas y tiempo de concentración.

example.gif

 

Espero que estos consejos te sirvan para trabajar mejor con tu equipo! Hay muchísimo contenido en internet si te interesa seguir leyendo al respecto pero lo mejor que puedes hacer es hablar con otros managers. Aunque muchas veces parece como que eres la única persona batallando con un problema, al hablar de eso te encontrarás a otras personas que han pasado por lo mismo y te pueden dar consejos de cómo resolverlo. Todo es un aprendizaje continuo, no te desanimes si no tienes la respuesta o cometes algún error, a final de cuentas esto es un trabajo en equipo y se aprende más de los errores que de hacer todo perfecto a la primera.

¡Suerte!

Regina Zurutuza, Post Approval & Installer Liasion en

¡Estamos contratando!

 

Contenido:

Carlos CamarenaComment